Higiene Facial Total

El tratamiento Higiene Facial Total persigue la hidratación profunda de la piel a través de la combinación de dos técnicas: aparatología no invasiva y técnica manual. Mediante sesiones de una hora de duración, se consigue preparar a la piel para la exposición a agentes externos.

Además de hidratación y limpieza en profundidad, este tratamiento aporta vitalidad y luminosidad a la piel. Por este motivo está indicado para cualquier persona que busque mejorar su piel.

¿Cómo se aplica?

  1. Masaje relajante en escote y hombros. El tratamiento comienza con un suave masaje que también incluye la frente y la zona bajo los huesos malares. Relajación de las cervicales mediante rotaciones.
  2. Desmaquillado con leche limpiadora. Se comienza desmaquillando la zona de los ojos y los labios, y se continúa por el resto del rostro. Se utiliza una leche limpiadora que hidrata en profundidad la piel y respeta su manto hidrolipídico.
  3. Limpieza profunda con Foreo Profesional. Este sistema de cepillos de silicona produce una vibración que permite descongestionar la piel a la vez que la limpia. Durante un minuto, se realizan suaves movimientos circulares en el rostro.
  4. Aplicación de tónico y exfoliante. Se aplica un tónico que refresca la piel, equilibra su pH natural y cierra los poros. Luego se extiende un gel exfoliante con movimientos circulares en el cuello, el escote y la cara.
  5. Extracción de puntos negros. Con una espátula de ultrasonidos se extraen todas las impurezas del rostro, haciendo hincapié en las zonas que acumulen más grasa.
  6. Mascarilla refrescante. Nuestra mascarilla Velo Refresh aporta un extra de frescor e hidratación a la piel. Lleva ácido hialurónico, árnica y caléndula. Tiene un efecto calmante sobre la piel. Se aplica durante 20 minutos.
  7. Sérum de proteoglicanos y protector solar. El tratamiento finaliza con la aplicación de un sérum que ilumina la piel y elimina la sensación de fatiga.

Cuidados tras la aplicación del tratamiento Higiene Facial Total

Para unos efectos duraderos de este tratamiento, es recomendable complementarlo con un tratamiento cosmético domiciliario. Principalmente, el paciente debe incorporar en su rutina diaria de higiene el desmaquillado facial completo y el uso de crema hidratante adaptada a su tipo de piel. Se recomienda utilizar crema diurna y nocturna.

Además, una vez a la semana debe realizarse una exfoliación de la piel, sobre todo en el caso de los pacientes que tengan una piel grasa sin acné. Para aquellos que tengan pieles sensibles, bastará con realizar una exfoliación cada dos semanas.

Este cuidado domiciliario debe completarse con el uso diario de protector solar en el rostro y escote. El uso durante todo el año de un protector de factor 50, y no solo en época estival, protegerá la piel de los efectos negativos de la incidencia de la radiación solar.

Las principales funciones que cumple son las siguientes:

  • Mantener la piel limpia e hidratada.
  • Aportar una limpieza extra y profunda, complementaria de la limpieza diaria del rostro.
  • Prevenir problemas dermatológicos como la hiperqueratosis.
  • Eliminar puntos negros, impurezas, granos, poros dilatados y manchas.
  • Promover la renovación cutánea y estimular la circulación periférica.
  • Mejorar el aspecto general de la piel.
  • Preparar la piel para la aplicación de otro tratamiento facial.

En la Unidad Facial de Ivalia disponemos de todos los tratamientos para mejorar y rejuvenecer el aspecto de la piel del rostro.

Infórmate ahora

    Si estás interesado, déjanos tus datos de contacto.

    Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de Ivalia