Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico inyectable es uno de los rellenos reabsorbibles más utilizados en Ivalia para tratamientos estéticos faciales como el relleno de pómulos o de labios, debido a su efectividad y naturalidad en los resultados.

Los especialistas tienen muy en cuenta, a la hora de aplicar estos rellenos, que el envejecimiento es un proceso dinámico en el que los volúmenes que se obtienen con el infiltrado no pueden ser fijos, sino que deben ir variando en el tiempo.

¿Por qué se realizan infiltraciones con ácido hialurónico? La tendencia actual es la utilización de estas sustancias reabsorbibles basándose en el menor número de complicaciones frente a los rellenos definitivos. Y es que el ácido hialurónico destaca por ser reabsorbible y biocompatible.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es el relleno más utilizado en medicina estética para corregir arrugas de expresión y dar una forma natural al contorno de la cara, en zonas como el mentón, la nariz, los pómulos o los labios.

Esta es una sustancia natural que se encuentra en todos los organismos vivos y también en nuestro cuerpo desde que nacemos. Sin embargo, con el paso de los años va desapareciendo del cuerpo y es cuando se necesita su reposición para evitar que la piel pierda su tersura y aparezca la flacidez.

La gran ventaja del ácido hialurónico es que es capaz de retener grandes cantidades de agua, por lo que se convierte en la opción perfecta para aportar volumen e hidratar los tejidos corporales.

Los rellenos e inyectables de ácido hialurónico se pueden realizar a partir de los 25 años. Además de los usos expuestos, es muy eficaz en el tratamiento de las ojeras y para la rinomodelación de la nariz.

¿Cómo se aplica?

La aplicación de rellenos es bastante sencilla y requiere aplicar un poco de anestesia local en la zona para evitar molestias. La piel debe estar previamente limpia y desmaquillada.

La infiltración de rellenos puede ser realizada con agujas o mediante cánulas atraumáticas flexibles que evitan el daño tisular durante la infiltración y que se utilizan normalmente en planos profundos o subcutáneos para mejorar los cambios de volumen.

El resultado se puede ver de manera instantánea, por lo que el médico puede ir modelando la zona a tratar en función de los objetivos perseguidos. La recuperación es también inmediata, por lo que el paciente puede retomar sus actividades cotidianas tras cada sesión.

Los efectos duran entre 8 y 10 meses, aunque esto dependerá de factores como la zona tratada, la cantidad y el tipo de ácido hialurónico utilizado. De todos modos, se recomienda repetir el relleno con ácido hialurónico cada 6 o 12 meses.

Cuidados tras la aplicación de rellenos reabsorbibles

Tras el tratamiento de relleno, que dura entre 20 y 30 minutos, el paciente podrá reincorporarse a su rutina diaria con total normalidad. Tan solo deben seguir estas indicaciones de los especialistas:

  • No tocarse la zona que se acaba de tratar.
  • En las horas siguientes al tratamiento puede sentir una inflamación o molestia leve, lo que es totalmente normal.
  • Utilizar protección solar.
  • Tomar agua en abundancia para mantener la piel hidratada.
  • No realizar otra infiltración con un material diferente en 15 días.
  • Mejorar la elasticidad de la piel.
  • Rellenar zonas que han perdido volumen.
  • Rellenar arrugas y líneas de expresión.
  • Estimular la producción natural de colágeno.
  • Hidratar los tejidos en la zona de la epidermis.
  • Construir tejidos duros, como articulaciones y cartílagos (por ello se aplica en rehabilitación).

Un tratamiento con ácido hialurónico tiene dos objetivos principales: reponer el volumen perdido y corregir las arrugas más finas.

  • Remodelar el contorno facial a través de la reposición del volumen perdido en el rostro. Al ser reabsorbible, se adapta al envejecimiento natural.
  • Corrige las arrugas más finas situadas alrededor de los ojos y los labios, también del surco nasogeniano.

Además del ácido hialurónico existen otros rellenos faciales muy utilizados. En la Unidad Facial de Ivalia disponemos de todos los tratamientos para mejorar y rejuvenecer el aspecto de la piel del rostro.

  • Surco nasogeniano.
  • Pliegues peribucales y comisura de los labios (contorno de labios).
  • Entrecejo.
  • Patas de gallo.
  • Frente.
  • Pómulos.
  • Labios.
  • Nariz.
  • Mentón.

Infórmate ahora

    Si estás interesado, déjanos tus datos de contacto.

    Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de Ivalia