Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal infiltrada consiste en introducir, justo debajo de la superficie cutánea (la dermis) determinados medicamentos o sustancias de reconocida eficacia que tiene como finalidad acabar con la celulitis y la flacidez.

¿Cómo se realiza?

La introducción se realiza a lo largo de los trayectos venosos principales y en todas las áreas celulíticas la inyección se realiza con agujas de muy pequeño calibre, montadas sobre jeringas convencionales o jeringas mecanizadas (se habla de “pistolas” de mesoterapia), más o menos sofisticadas.

Se utilizan productos, normalmente homeopáticos, fármacos aislados o en cócteles de los mismos, que complementan o potencian sus efectos.

Mesoterapia infiltrada Cellutrix

El tratamiento Cellutrix incorpora en su formulación determinados aminoácidos y ácido hialurónico con el objetivo de lograr un efecto drenante y lipolítico. Además, reduce y evita la flacidez que aparece después de perder mucho volumen, previenen la desvitalización de la piel y tejidos y elimina la celulitis.  

Mesoterapia infiltrada Alidya

El tratamiento Alidya es una mesoterapia, es decir, se aplica mediante  microinyecciones, que actúan directamente en los niveles más profundos de la piel para prevenir y tratar la celulitis, disolver la grasa, activar la circulación, oxigenar la piel y estimular el drenaje linfático. 

 

Qué debes saber de la mesoterapia alidya

  • Esta mesoterapia está indicada en mujeres con celulitis tipo 1 y 2, que son las más frecuentes.  
  • No es necesario el uso de anestesia en su aplicación 
  • Es indoloro 
  • Disuelve la grasa acumulada 
  • Elimina líquidos y toxinas 
  • Reduce el volumen 

¿Cómo funciona?

Resuelve con carácter duradero la celulitis más común en la mujer, la de tipo 1 y 2, mediante infiltraciones en las distintas zonas a tratar.

Contiene vitamina C, un sistema alcalinizador hecho con bicarbonatos, amortiguadores de sulfatos capaces de liberar CO2 y un quelante de hierro, entre otros.

No es necesaria anestesia para su aplicación y no produce molestias, solo los pequeños pinchazos sobre la zona a tratar.

Son necesarias de ocho a doce sesiones, con una frecuencia semanal o quincenal aproximadamente. Completado este protocolo inicial, se establecen sesiones de mantenimiento más o menos espaciadas en el tiempo, según la evolución. Cada sesión dura de diez a veinte minutos.

En caso de sobrepeso, es estrictamente necesario asociar un tratamiento dietético. En el casos de la celulitis pura, sin sobrepeso, puede ser beneficioso el recurso a la fitoterapia por vía oral a base de extractos de plantas con efectos venotónicos, protectores de la microcirculación, diuréticos y depurativos.

Así mismo, resulta imprescindible un programa de ejercicio físico y tonificación muscular. Es muy conveniente asociar sesiones de LPG, masaje circulatorio y/o drenaje linfático manual. También pueden asociarse sesiones de radiofrecuencia, carboxiterapia o plasma rico en plaquetas para potenciar los resultados.

La mesoterapia es uno de los tratamientos de elección para la celulitis difusa. Se obtiene una neta mejoría de la calidad de la “piel de naranja”, una disminución importante del volumen tisular, y de la pesadez e hichazón de las piernas.

La Mesoterapia se aplica en la Unidad Corporal para combatir la celulitis y flacidez, pero también existen diferentes tipos de Mesoterapia infiltrada que se aplican el rostro para reducir las marcas del envejecimiento.

En el caso de la mesoterapia, las microinyecciones pueden resultar, como mucho, desagradables aunque generalmente son perfectamente toleradas. Pueden aparecer hematomas, que desaparecen espontáneamente en algunos días. La intolerancia a alguno de los medicamentos, puede producir, raramente, una reacción alérgica local mínima, remite en pocos días con el tratamiento adecuado. Debe cotemplarse la posibilidad de una reacción alérgica general.

Contacta con nosotros

Si estás interesado, déjanos tus datos de contacto.

Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de Ivalia