Unidad Cirugía de Piel

UNIDAD CIRUGÍA DE PIEL

Unidad de Cirugía de Piel

Algunos problemas de la piel pueden requerir de una extirpación quirúrgica

El dermatólogo es el médico especialista de la piel y, por tanto, el mayor experto que puede encargarse de la cirugía de piel. La dermatología actual puede resolver cualquier problema cutáneo que precise de una intervención quirúrgica con la máxima precisión y el mejor resultado estético.

Actualmente no existe ninguna especialidad quirúrgica que tenga mayor experiencia o habilidad en cirugía de la piel que la del propio dermatólogo. Debe ser el profesional encargado de corregir todas aquellas lesiones, como la extirpación de un tumor cutáneo, por ejemplo, que requieran una cirugía de piel.

La gran ventaja de que sea el dermatólogo quien se encargue de la cirugía de piel es que conoce la importancia de lo que quita (capacidad de diagnosticar), cuándo se puede minimizar la cicatriz porque el proceso no necesita amplitud o cuándo hay que ampliar para evitar que queden secuelas.

  • ETAPA 1

    ETAPA 1

    La primera etapa de una cirugía de piel como la extirpación de un proceso cutáneo es el diagnóstico clínico.

  • ETAPA 2

    ETAPA 2

    La segunda etapa es la eliminación quirúrgica de la lesión.

  • ETAPA 3

    ETAPA 3

    La tercera etapa es la reconstrucción del defecto ocasionado por la cirugía buscando el mejor resultado funcional y estético.

Reconstrucción dermatológica. Técnicas y Objetivos

Aproximando los bordes de la herida por planos anatómicos y siguiendo las líneas de tensión de la piel.

desplazando áreas de piel contiguas al área extirpada mediante diseños previamente evaluados. Existen múltiples tipos de plastias o colgajos cutáneos basados en la acción aislada o combinadas del deslizamiento, transposición o rotación de los tejidos. El desarrollo de las plastias dermatológicas acerca la dermatología al arte, precisándose una avanzada visión tridimensional, conocimiento de las fuerzas de tensión cutánea y un elevado sentido estético.

Aplicación de área de piel obtenidas de una zona distante a la lesión y que según su espesor, puede diferenciarse en laminar o total.

Cualquier acto quirúrgico dermatológico debe cumplir un doble objetivo: ser resolutivo y ser estético.

El mejor resultado estético se obtiene siendo especialmente cuidadoso con las líneas de sección, con los desplazamientos cutáneos, con las técnicas de cierre (por planos, intradérmicas…), con los materiales utilizados y con los cuidados postoperatorios.

Cirugía controlada al microscopio

Cirugía de Mohs

Tener la certeza de que se ha eliminado quirúrgicamente un tumor cutáneo en su totalidad es necesario. Por ello generalmente se analizan histológicamente (mediante estudios en hematoxilina-eosina) las lesiones extirpadas.

Con frecuencia nos enfrentamos a lesiones que bien por su malignidad, por su variante clínica, por su localización o por la necesidad de realizar una plastia que variaría la anatomía de la zona, se precisa conocer los límites exactos a donde llega la lesión en el menor período de tiempo. Combinar la extirpación quirúrgica con el análisis histológico es la solución. En un corto período de tiempo como lo hace la cirugía bajo control tridimensional de la pieza quirúrgica (cirugía y análisis en dos tiempos) o intraoperatoriamente (un tiempo) como se obtiene con la cirugía de Mohs, la cual sigue un proceder técnico específico.

Contacta con nosotros

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Asunto

¿En qué franja horaria quieres que contactemos contigo?

Su mensaje

Acepto la política de privacidad

Newsletter

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter para no perder detalle!

Muchas gracias por apuntarte a nuestra Newsletter. Entra en tu correo para confirmar la suscripción.