Rejuvenece tu rostro con el peeling químico

29 Mar Rejuvenece tu rostro con el peeling químico

Da la bienvenida a la primavera con un rostro sin manchas y rejuvenecido con el peeling químico. Muchas veces habrás oído hablar de este tratamiento de rejuvenecimiento facial. Te contamos todo lo que debes saber acerca de esta técnica dermatológica.

¿Qué es el peeling químico?

El peeling químico es un tratamiento para rejuvenecer la piel de la cara disminuyendo la incidencia de las arrugas y eliminando manchas faciales y cicatrices. Para lograr este objetivo el procedimiento se realiza mediante la aplicación de una solución química sobre la piel para eliminar las capas superiores dañadas.

Estas capas que han sido eliminadas serán sustituidas por otras nuevas que presentan un aspecto libre de manchas o arrugas y, por tanto, muestran un aspecto saludable, joven y con mejor textura. El peeling químico se puede realizar solo o combinado con otros tratamientos cosméticos que indique el dermatólogo.

Profundidad del peeling químico

El peeling químico no se aplica de la misma forma en todos los pacientes, ya que según el resultado que se busca obtener se aplicará un ácido u otra que elimina capas de piel más o menos profundas.

Los superficiales son los que más se utilizan para atenuar cicatrices leves ocasionadas por el acné, para corregir arrugas finas y aportar uniformidad al tono de la piel del rostro. En estos casos el paciente debe recibir entre 4 y 6 sesiones para obtener el resultado esperado.

En este tipo de peeling se utiliza, sobre todo, ácido glicólico, un derivado de la caña de azúcar. La recuperación es muy rápida, por lo que no afecta, en gran medida, a la rutina diaria del paciente.

Los peeling químicos de profundidad media se realizan con mascarillas de ácido tricloroacético al 11 y 16% o con una solución de ácido tricloroacético del 35 al 50%. Éstos están indicados para controlar las manchas provocadas por la exposición solar.

Finalmente, los peeling más profundos son más agresivos, ya que utilizan una solución de fenol Baker-Gordon, y requieren mayor tiempo de recuperación. Los dermatólgos se decantan por este tipo de peeling químico para actuar sobre arrugas superficiales, medias y profundas, eliminar manchas solares y queratosis. Además, mejora la flacidez de la piel.

Resultado final y ¿riesgos?

Tras las sesiones de peeling químico los pacientes ven cómo su piel tiene una apariencia más saludable, luminosa y con una textura y tono de piel uniforme.

Muchos pacientes se preguntan acerca de los posibles riesgos del peeling químico. En general, el riesgo es muy bajo y tan sólo aumenta a medida que el tratamiento es más profundo.

Aún así, el paciente podrá sentir enrojecimiento en la piel, cambios de color temporales en la piel tratada, costras durante el periodo de recuperación, hinchazón y aumenta de la sensibilidad a la luz solar.



Newsletter

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter para no perder detalle!

Muchas gracias por apuntarte a nuestra Newsletter. Entra en tu correo para confirmar la suscripción.