El mejor tratamiento para el cáncer de piel es el diagnóstico precoz