Los rellenos, una forma de combatir el envejecimiento

19 Oct Los rellenos, una forma de combatir el envejecimiento

Hay varias formas de hacer frente a los signos inevitables del envejecimiento en nuestra piel. Hoy te hablaremos de los rellenos faciales, que permiten reposicionar el volumen perdido de la piel y ayudan a remodelar el contorno facial, siendo capaz de corregir las arrugas finas alrededor de los ojos y los labios.

 

El ácido hialurónico, el más utilizado

El relleno más utilizado en Medicina Estética es el ácido hialurónico. Se trata de una sustancia natural presente en todos los organismos vivos y en nuestro cuerpo que puede retener grandes cantidades de agua por lo que su uso es ideal para dar volumen y lubricar los tejidos. Está indicado para el tratamiento de depresiones o arrugas, para aumentar el volumen de pómulos, mentón o labios, perfilar los labios o para tratar ojeras.

Aunque es una sustancia que tenemos desde nuestro nacimiento, con el paso de los años va desapareciendo de nuestro organismo y es justo en ese momento donde puede que necesitamos su reposición. Aunque básicamente se asocie a la cosmética, existen muchas más áreas donde se está comenzando a utilizar, por ejemplo en el sector de la rehabilitación y la traumatología.

Las principales funciones del ácido hialurónico son:

  • mejorar la elasticidad de la piel.
  • la hidratación de los tejidos en la zona de la epidermis.
  • la construcción de los tejidos duros como son las articulaciones y los cartílagos, de ahí su asociación al ámbito de la rehabilitación.

Además del ácido hialurónico, existen rellenos como la hidroxiapatita cálcica o el ácido poliláctico que generan en torno a la molécula infiltrada la generación de nuevas fibras de colágeno por los fibroblastos. Tienen un efecto de tensado que puede complementar el de relleno. Normalmente cuando se desea obtener el efecto de tensado se utilizan técnicas de infiltración basadas en la vectorización, siguiendo vectores contrarios al descolgaiento facial.

 

¿Cómo se aplican los rellenos?

Se trata de un procedimiento sencillo en el que se puede aplicar una pequeña anestesia local. La infiltración de rellenos puede ser realizado con agujas, intentando ser precisos o mediante cánulas atraumáticas flexibles que evitan el daño tisular durante la infiltración y que se utilizan normalmente en planos profundos o subcutáneos para mejorar los cambios de volumen.

 

Cuidados después de la aplicación de un relleno

Una vez finalizado el tratamiento, el paciente puede realizar una vida completamente normal. Los especialistas recomiendan no tocarse la zona que se acaba de tratar y advierten de que es posible que durante las próximas horas aparezca una pequeña inflamación o molestia leve, lo cual se encuentra dentro de la normalidad.

Si empiezas a notar los síntomas del envejecimiento en tu piel y quieres solicitar más información sobre las técnicas que te ofrecemos en Ivalia Estética Médica para el rejuvenecimiento facial, no esperes más y pide cita ya.