Los cambios en la piel durante el embarazo - Ivalia
18631
post-template-default,single,single-post,postid-18631,single-format-standard,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Los cambios en la piel durante el embarazo

La piel durante el embarazo

10 Sep Los cambios en la piel durante el embarazo

Durante el embarazo la mujer experimenta algunos cambios en su piel. La mayoría son provocados por los cambios hormonales que experimenta su cuerpo en esta etapa de su vida. Saber cuáles son los principales cambios en la piel durante el embarazo y, sobre todo, cómo pueden aliviarse o incluso prevenirse, puede ser de gran ayuda.

Manchas

Durante el embarazo, se produce un oscurecimiento de la piel de la cara, sobre el labio superior, como consecuencia del aumento de la secreción hormonal, que induce al aumento de la producción de melanina (pigmento de la piel), efecto conocido como cloasma o melasma. Por lo general aparecen manchas parduzcas en la frente, en las sienes y en la parte central de la cara.

También se produce un aumento de pigmentación en las areolas y aparece una línea negra que va del ombligo a la zona púbica (conocida como la línea alba); que por lo general, desaparecen después del parto.

Estrías

Por otra parte, en la mayoría de las mujeres surgen estrías en la piel de las zonas de los glúteos, muslos, caderas o senos. Éstas se producen por pequeños desgarros las fibras elásticas de la dermis. Para prevenirlas durante el embarazo es importante mantener la piel bien hidratada.

Picazón

Muchas mujeres embarazadas tienen picazón en la piel, en especial en el vientre y en los senos, durante el segundo y tercer trimestre. Eso sucede a medida que la piel se estira para adaptarse al crecimiento del cuerpo. Por ello, es fundamental una buena hidratación de la piel.

Otros cambios

  • Aparición de vello en la cara, brazos y piernas, que suele desaparecer dentro de los seis meses postparto.
  • Aumento de la secreción de grasa que produce un cierto brillo en la cara; picor o enrojecimiento de las palmas de las manos. La presencia de acné, en especial en mujeres que normalmente tenían erupciones durante la menstruación.
  • Cambios en las uñas, más frágiles y quebradizas.
  • Aumento de la sudoración como consecuencia de las hormonas circulantes durante el embarazo.
  • La dilatación de los vasos sanguíneos, que propicia la aparición de varicosidades venosas en las piernas.

Durante el embarazo, ocurren una serie de cambios transitorios, tanto en piel como en mucosas, que es necesario conocer y entender como frecuentes. Otros cambios pueden dejar secuelas inestéticas, por lo que se recomienda cuidarse la piel, hidratándola y protegiéndola del sol, más que nunca.



Newsletter

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter para no perder detalle!

Muchas gracias por apuntarte a nuestra Newsletter. Entra en tu correo para confirmar la suscripción.