Las claves de un rejuvenecimiento facial sin cirugía

rejuvenecimiento facial

18 Feb Las claves de un rejuvenecimiento facial sin cirugía

Con el paso del tiempo, nuestra piel envejece día a día porque nuestro organismo ya no se renueva tan rápidamente y la regeneración celular es cada vez menor. Fsctores como la oxidación, la falta de hidratación, la pérdida de colágeno y elastina, que ayudan a la piel a fijarse a los músculos de la cara, etc, van haciendo mella en nuestro rostro con la aparición de las primeras arrugas, la sequedad de la piel, la falta de elasticidad, la pérdida de brillo y tersura.

Sin embargo, no todo es culpa del paso del tiempo: el estrés, la falta de descanso, el tabaco, la inadecuada alimentación, las largas exposiciones al sol, son algunas de las causas que favorecen el envejecimiento facial. Cuando esto sucede, es el momento de ponerse manos a la obra y pensar en los tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía que puede ayudarnos a recuperar la salud en nuestra piel.

Lo primero de todo: un buen diagnóstico

Según explica el Dr. Agustín Viera, dermatólogo coordinador de Ivalia, lo que nos permite llevar a cabo un proceso de rejuvenecimiento facial sin cirugía es un “correcto diagnóstico por parte del dermatólogo”.

Siempre que deseamos rejuvenecer sin cirugía el dermatólogo hace lo siguiente:

Un diagnóstico cutáneo: Para solucionar el daño cutáneo el dermatólogo utiliza multitud de sistemas láser, luz pulsada, terapia fotodinámica, peelings, estimuladores de la dermis (plasma enriquecido en factores de crecimiento, hialurónico no reticulado, hilos de monofilamento, hidroxiapatita cálcica, policaprolactona…) y rellenos (hialuronico reticulado de molécula pequeña y mediana, hidroxiapatita cácica y policaprolactona.

• Un diagnóstico de compartimentos grasos faciales superficiales y profundos: Los compartimentos grasos profundos son responsables de la forma y volumen facial. El dseplazamiento de lso compartimentos superficiales es responsable de los surcos como el nasolabial, el labio-mentonino (líneas de marioneta), la perdida de la línea mandibular… La utilización de relllenos (hilauronico reticulado de molécula grande y mediana), la hidroxiapatita cálcica, el poliláctico o la policaprolactona, serían las opciones de tratamiento

• Un diagnóstico de la actividad muscular tratando con toxina botulínica.

• Un diagnóstico y tratamiento de mejora de las estructuras de retención responsable de la flacidez.

• Un diagnóstico y perfeccionamientos de áreas de especial impacto estético: ojeras, nariz, labio, sien y mentón.

¿Quieres conocer las últimas novedades de Ivalia para un rejuvenecimiento facial sin cirugía? Llámanos y pide cita aquí.