Evitar las cicatrices de acné precozmente - Ivalia
20561
post-template-default,single,single-post,postid-20561,single-format-standard,et_bloom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Evitar las cicatrices de acné precozmente

evitar cicatrices de acné precozmente

09 Dic Evitar las cicatrices de acné precozmente

Más del 80% de las personas entre los 11 y los 30 años padecen acné, pudiendo dejar secuelas en forma de marcas en el futuro. Por ello, lo ideal es ponerse en manos expertas para tratar el acné en sus fases precoces, para detectar las lesiones inflamatorias, que en el caso de evolucionar sin el debido tratamiento van a derivar en cicatrices de acné.

En ese sentido, los dermatólogos de la Clínica Ivalia Dermis estiman que para tratar el acné se debe huir de una única terapia, es decir, evitar el uso de un único fármaco tópico para su abordaje, ya que lo ideal es realizar una terapia combinada.

Los especialistas de la Clínica Ivalia Dermis tratan el acné con tratamientos personalizados, en función de su tipo de piel, su intensidad y situación personal; en la mujer además, se debe estudiar y regularizar su ciclo hormonal.

Tendencia de cicatrices de acné en los jóvenes

Si eres joven y con tendencia a padecer cicatrices de acné te aconsejamos, si no hay contraindicación, tratamiento con isotretinoina oral buscando una dosis plena que reduzca el tamaño de la glándula de forma prolongada para evitar así que se formen cicatrices. El tratamiento va a requerir de un control analítico.

En el supuesto de que no haya tendencia a cicatrices de acné, te enseñaremos a cuidar tu piel, con qué limpiarla, qué aplicar y de qué manera.

Tratamientos según tipos de acné

En las formas más leves y localizadas se opta por tratamientos tópicos al presentar menos efectos adversos; mientras que los de tipo oral se prescriben cuando las lesiones están más extendidas o el tratamiento de tipo tópico no logra los efectos deseados.

  • Formas más leves de nódulos y quistes es más usual tratarlos con los retinoides –tretinoína, isotretinoína y adapaleno, por vía tópica y se pueden combinar con un antibiótico oral.
  • Casos de acné más severo, como el acné nodular y el acné nódulo-quístico, se suelen prescribir tratamientos orales con un derivado del ácido retinoico.


Los antibióticos pueden contribuir a mejorar el acné de algunas personas. Para ello se cuenta con antibióticos orales como la minociclina, doxiciclina, tetraciclina, amoxicilina, eritromicina y trimetoprim; y dentro de los antibióticos tópicos están el eritromicina o la clindamicina.

Además, también se pueden prescribir geles o cremas para aplicar en la piel, como gel o crema con ácido retinoico (tretinoina, Retin-A); fórmulas recetadas de peróxido de benzoilo, azufre, resorcinol, ácido salicílico; y el ácido azelaico tópico.

El tratamiento quirúrgico, como el drenaje de los quistes o eliminación mecánica de los comedones; y el tratamiento sistémico como la isotretinoína asociada a corticoides sistémicos o intralesionales se pueden sugerir para los casos de acné muy severos.

No obstante, es importante que se sepa que el acné no responde de forma inmediata a la medicación; han de pasar por lo general entre tres o cuatro semanas para que empieces a notar mejoría, siempre y cuando toleres bien el tratamiento prescrito. Además hay que resaltar la importancia del compromiso del paciente para que el tratamiento tenga éxito.

Recuerda además, que el acné no es un problema de higiene y se debe acudir al dermatólogo que es quien mejor trata el acné y evita lesiones y cicatrices de acné en un futuro.



Newsletter

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter para no perder detalle!

Muchas gracias por apuntarte a nuestra Newsletter. Entra en tu correo para confirmar la suscripción.