Dr. Agustín Viera: “A cualquier edad, una piel sana es una piel estética”

01 Ene Dr. Agustín Viera: “A cualquier edad, una piel sana es una piel estética”

La piel es un órgano vivo, visible, sujeto a múltiples cambios y, por ello, muy dinámico. No sólo nos protege del exterior, sino que refleja nuestro mundo interior y exterior, tal como dice el Dr. Agustín Viera, dermatólogo coordinador de la Clínica Dermatológica Ivalia, en una entrevista para el periódico La Provincia.

¿Cómo puede una persona interesada en hacerse un tratamiento orientarse entre toda la oferta que existe en la actualidad?

En primer lugar pensando en conseguir objetivos antes que en realizar tratamientos. Los objetivos a alcanzar cuando se busca la estética médica, deberían ser la salud cutánea y realzar el atractivo. Hablo de atractivo, no de belleza porque el atractivo es un concepto alcanzable a cualquier edad, dinámico mientras que la belleza son patrones muchas veces establecidos o impuestos. Atractivo para un dermatólogo tiene que ver con salud cutánea, naturalidad y equilibrio estético.

En segundo lugar debemos buscar el profesional. En este aspecto el dermatólogo actual tiene mucho que ofrecer y tiene muy claro los conceptos anteriormente comentados.

En tercer lugar decidir donde vamos a realizar estos tratamientos. Un truco para identificar que estamos en el sitio adecuado es dirigirnos a clínicas dermatológicas que aporten soluciones individualizadas, trabajo en equipo, cuenten con tecnología y superespecialización en unidades. Demuestran que han hecho la reflexión de que muchos problemas estéticos no tienen  adecuada solución sin aportar soluciones individualizadas, trabajo en equipo, tecnología y superespecialización.

¿Y cómo puede ayudarnos el dermatólogo…?

Muchísimo. Me atrevería a decir que es quien más puede ayudar porque tenemos una visión integral, global. La Dermatología actual es una especialidad médica, quirúrgica, estética y muy tecnológica. Se preocupa de la piel enferma y de la piel sana.

El dermatólogo actual diagnostica y trata con rigor científico y eficacia. Es un médico especialista con capacidad de “leer en la piel” alteraciones del interior, procesos externos o enfermedadades del órgano más extenso de nuestro cuerpo.

La Dermatología  llegó a la estética médica y al rejuvenecimiento facial desde el tratamiento de las enfermedades y desde la convicción de la importancia de la prevención y de la promoción de la salud.

Usted es un prestigioso dermatólogo, de hecho acaba de ser reconocido como uno de los Top Doctors a nivel nacional…  ¿Cuáles son sus principales hitos?

He tenido la suerte de ser reconocido en los ultimos años varias veces pero por encima de galardones estoy convencido de dos ideas: el nivel de nuestro trabaja lo marca el equipo (tengo la suerte de rodearme de excelentes profesionales) y el centro de nuestra actividad es la persona. Nuestra actividad es una actividad de personas para personas. Por eso el principal hito es el que podemos conseguir día a día, solucionar problemas de salud o estéticos a quien nos consulta y que las personas que trabajan con nosotros crezcan en lo profesional.

Si tuviese que elegir de entre los reconocimientos que hemos recibido quizás seleccionaría el Premio Canarias a la Excelencia dirigido a nuestra organización porque pone especial énfasis en los valores que acabo de comentar y se nos consideró como una organización muy centrada en resultados hacia los pacientes, su personal y la sociedad.

¿Qué podemos hacer para rejuvenecer nuestro rostro? ¿Qué recomienda el dermatólogo?

El dermatólogo es médico especialista del rejuvenecimiento facial. Lo primero que tendríamos que hacer sería diagnosticar correctamente las causas que originan nuestros signos de envejecimiento tras descartar lesiones que preocupen médicamente. Con frecuencia encontramos en lesiones estéticas junto a cáncer de piel o lesiones precancerosas. Descartado problema médico con técnicas de epiluminiscencia, el dermatólogo plantea rejuvenecer  mediante la utilización aislada o combinada de técnicas de renovación (láser, peeling, cosmeceuticos, dermoabrasión,etc), relajación muscular (toxina botulínica), relleno (acido hialuronico, polilactico, hidroxiapatita cálcica), estimulación (plasma enriquecido, roller, vitaminas, hilos PDO,etc) y tensado (hilos de polilactico, láser, ultrasonidos focalizados, radiofrecuencia,etc)

A partir de los 50 años se debe ser muy cuidadosos cuando tratamos segunda o tercera dimensión. Hay que tener muy claros los criterios de naturalidad cronológica y equilibrio estético.