Doctor, no me gustan mis ojeras, ¿qué puedo hacer?

ojeras

25 Mar Doctor, no me gustan mis ojeras, ¿qué puedo hacer?

La piel del contorno de los ojos es la más frágil y susceptible de la geografía cutánea. El espesor medio de esa capa de la dermis es de 0,5 milímetros, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Esto supone que es cinco veces más fina que la del resto del rostro, que a su vez, es cinco veces más fina que la del cuerpo. Además, tiene una menor cantidad de fibras de colágeno, elastina y glándulas sebáceas. En el contorno ocular hay 22 músculos periorbitales que están en continuo movimiento, por lo que, además de delicada, es una piel que se distiende con facilidad.

Causas de formación de las ojeras y bolsas

La genética, la edad, la falta de sueño, la pérdida de volumen de la grasa que hay alrededor de los ojos o la alimentación (sobre todo la falta de hierro) son algunos de los factores que inciden en la creación de las ojeras.

El abultamiento de la piel bajo los ojos también responde a factores genéticos. Se forman por una pérdida de tono muscular en el músculo y en la piel de párpado inferior, lo que produce un descolgamiento y adelgazamiento de la piel. Cuando su causa es la retención de líquidos, la distinguiremos al ser una manifestación que solo aparece al levantarnos (hay que recordar que el consumo excesivo de sal propicia la retención de líquidos).

Cuando la causa no es una simple congestión que se produce al despertar, ni bolsas ni ojeras pasan desapercibidas al aportar al rostro una sensación de cansancio, por lo que muchas personas optan por el retoque estético con la corrección de las bolsas oculares. Pero si no quiere pasar por quirófano, existen otras opciones.

 

Algunos consejos para prevenirlas

Te ofrecemos algunos consejos que, si bien no eliminan el problema de las bolsas y ojeras, pueden retrasar su aparición:

  • Dormir con almohada más gruesa y boca arriba. Dormir boca abajo puede agravar el problema, dado que se entorpece la circulación de retorno. dormir con la cabeza un poco más elevada que los pies y utilizar una almohada más gruesa contribuye a que se hinchen menos los párpados durante la noche y, por tanto, retrasa la aparición de bolsas.
  • Tratar de cumplir 8 horas de sueño al día.
  • Utilizar compresas frías. El frío también contribuye a reducir la congestión de los ojos, pues las bajas temperaturas reducen la inflamación de los vasos sanguíneos.

 

Tratamientos para acabar con las ojeras y bolsas

Una vez aparecida la ojera, ya sea oscura, hundida o la bolsa; se pueden mejorar con distintos tratamientos. Entre los tratamientos que se utilizan están:

  • La luz pulsada médica o con láseres ultrapulsados n el caso de ojeras hiperpigmentadas.
  • Relleno de ojeras con ácido hialuronico , en el surco infraorbitario.
  • Carboxiterapia que mejora la vascularización de la zona, aportando iluminación.
  • En caso de que exista una herniación de la grasa infraorbitaria la extirpación quirúrgica (blefaroplastia), es la única solución.

En Ivalia podemos ayudarte a solucionar este problema. Llámanos y pide cita.