Cuidado con las quemaduras solares

cuidados quemaduras solares

03 Ago Cuidado con las quemaduras solares

El sol, el buen clima, el momento de ocio, nos llevan a disfrutar de los placeres de las playas, de las piscinas, de los paseos por el monte, de las reuniones alrededor de una fogata o hacer una barbacoa. Pero no estamos exentos de peligros para nuestra piel, uno de ellos son las quemaduras solares.

La quemadura solar genera una lesión aguda en la piel a consecuencia de una sobre exposición a la radiación solar ultravioleta. Los niños constituyen el grupo de riesgo mayoritario ante las quemaduras solares y requieren atención en las urgencias dermatológicas.

La Clínica Dermatológica Ivalia cuenta con un servicio de Urgencias dermatológicas donde se presta una atención de calidad y moderna que responde con rapidez a cualquier problema de brusca aparición como las quemaduras solares.

Pero lo más importante es prevenir, pues hay que recordar que el mayor riesgo es desarrollar un cáncer de piel, ya que la piel tiene memoria y que el daño de las radiaciones solares es acumulativo.

Tener cuidado con las quemaduras solares

Recomendaciones para evitar quemaduras solares:

  • Utilizar un protector con un elevado filtro solar.
  • Aplicar siempre protector, ya sea si se acude a la playa, o si se pasea por la ciudad.
  • Las cremas solares se deben aplicar al menos 30 minutos antes de exponerse al aire libre.
  • Llevar gorras, pañuelos y gafas de sol.



Los síntomas de las quemaduras solares son muy claros:

  • Aparecen a las 2 o 4 horas después de exponerse al sol.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Dolor en la zona quemada.
  • Ligera hinchazón.
  • En situaciones graves pueden aparecer ampollas en la piel e ir acompañado de síntomas como fiebre, malestar, etc.



Medidas de prevención frente a las quemaduras solares:

  • Evitar la deshidratación. Beber abundante líquido.
  • Aliviar el dolor con algún analgésico.
  • Baños con agua fresca y aplicar cremas para después del sol.



Cuándo acudir a Urgencias:

  • La fiebre alta ya es un signo de alarma.
  • La quemadura afecta a una gran superficie del cuerpo.
  • Aparición de ampollas.
  • Tener en cuenta que las horas más peligrosas son entre las 12.00 a las 16.00 horas, evite exponerse durante las mismas.