¿Por qué aparece acné en la mujer adulta?

26 Mar ¿Por qué aparece acné en la mujer adulta?

El acné es un proceso dermatológico que asociamos con la pubertad. Es cierto, que la incidencia a esta edad es elevada, el 95% de los adolescentes de países occidentales, sufre o ha sufrido acné. Sin embargo, la creciente incidencia del acné entre los adultos, especialmente en el ámbito femenino, exige una gran atención por parte de los dermatólogos.

El 30% de las mujeres mayores de 25 años (frente a un 5-7% de varones) sufre actualmente acné, según apunta el Dr. Agustín Viera, dermatólogo coordinador de Ivalia. Y un 20% de ese grupo manifiesta un “acné de comienzo tardío”, sorprendidas porque nunca tuvieron lesiones hasta la edad adulta.

Las causas del acné en la mujer adulta

Las causas de esta “epidemia” son múltiples y entre ellas destacan las siguientes:

  • En un 50% hay una predisposición hereditaria
  • Cosméticos inadecuados que obstruyen la glándula sebácea
  • Desequilibrios hormonales en un 60% de las mujeres afectas
  • Estrés o ansiedad prolongadas
  • Alimentación inadecuada
  • Tabaco que multiplica cuatro veces la incidencia.

 

¿Cómo es el tratamiento?

“El manejo terapéutico del acné en la mujer adulta es un buen ejemplo de la forma en que entendemos los dermatólogos actualmente los problemas de piel: búsqueda de la sinergia de tratamientos médicos, estéticos, y tecnológicos; así como acciones dirigidas sobre las causas externas, internas y psico-sociales que influyen en el proceso y adecuada comunicación y empatía junto a explicaciones de las causas y objetivos terapéuticos a cumplir”, comenta el Dr. Viera.

El dermatólogo ante una mujer adulta con acné tiene la oportunidad de influir de manera importante en su calidad de vida:

  • Disminuir la actividad de la glándula sebácea con isotretinoína a dosis mínima eficaz
  • Regularización hormonal
  • Eliminación de comedogénesis mediante técnicas
  • Planificación personalizada del cuidado cosmético facial
  • Utilización de fuentes de luz y láser
  • Control nutricional y finalmente
  • Explicación detenida del proceso, aportando herramientas para el aumento de la adherencia al tratamiento de un proceso tan importante para la mujer que lo sufre.